Saltar cursos disponibles

Cursos disponibles

La realidad de las peregrinaciones y los traslados hacia lugares religiosos data de siglos atrás en nuestra historia, ya los encontramos en las Sagradas Escrituras.

Esta necesidad de visitar estos lugares es una realidad inherente al hombre, ser trascendental.

Estos lugares tienen a su vez un valor artístico y cultural muy importante, por lo cual se han convertido en centros de interés para millones de personas en el mundo.

En los últimos años el turismo ha abierto su interés a este tipo de turismo, y la Iglesia ha reconocido el valor del turismo, y la posibilidad evangelizadora abriendo sus puertas a los turistas.

Es difícil establecer la diferencia entre peregrino, turista religioso, turista movido por el interés cultural y patrimonial. Sin embargo para la Iglesia, todos son la posibilidad de acoger a Jesús presente en cada uno de ellos.

A través de este módulo se tratarán de dar definiciones, aclaraciones, ejemplos que nos ayuden mejor en nuestra tarea desde la Iglesia, o desde el turismo o desde ambos. Sin duda el intercambio recíproco hará que el curso sea de gran interés y valor formativo para docentes y alumnos.

Buena cursada!

Lic. Marcela Villares

Coordinadora del Aula Virtual

A partir de la primera semana de octubre la profesora Lic. Paula Renata Gónzalez, comenzará a dictar el curso. Es una profesional con larga trayectoria en la temática, y con un compromiso eclesial profundo.

Nos hacemos eco de las palabras que este año el Pontificio Consejo para la Pastoral de los Migrantes e Itinerantes, emitió con motivo del Día Mundial del Turismo, cuyo lema coincide con el módulo que estamos comenzando, entre otras cosas dice:

En su Código Ético Mundial, la OMT afirma que ésta ha de ser una actividad beneficiosa para las comunidades de destino: “Las poblaciones y comunidades locales se asociarán a las actividades turísticas y tendrán una participación equitativa en los beneficios económicos, sociales y culturales que reporten, especialmente en la creación directa e indirecta de empleo a que den lugar”.[1] Es decir, pide instaurar entre ambas realidades una relación recíproca, que lleve a un enriquecimiento mutuo.

La noción de “desarrollo comunitario” está muy vinculada con un concepto más amplio que forma parte de la doctrina social de la Iglesia, el de “desarrollo integral”. Desde este segundo queremos leer e interpretar el primero. Al respecto, son iluminadoras las palabras del papa Pablo VI, quien en la encíclica Populorum progressio afirmaba que “el desarrollo no se reduce al simple crecimiento económico. Para ser auténtico debe ser integral, es decir, promover a todos los hombres y a todo el hombre”.[2]

¿Cómo el turismo puede contribuir a dicho desarrollo? Con ese fin, el desarrollo integral y, por tanto, el desarrollo comunitario en el ámbito del turismo deben dirigirse hacia la consecución de un progreso equilibrado que sea sostenible y respetuoso en tres ámbitos: económico, social y ambiental, entendiendo como tal tanto el entorno ecológico como el contexto cultural.

A lo largo de este módulo queremos brindar elementos para descubrir el desarrollo comunitario, y otorgar herramientas para su realización en el ámbito del turismo.

-Presentación temática.

Los espacios sagrados conservan gran parte de la memoria sensible universal. En el caso del patrimonio cultural eclesiástico, el acervo está formado por espacios emblemáticos, bienes materiales y  patrimonio intangible conservados a través del tiempo, más allá de los múltiples factores humanos y naturales que favorecen o perjudican esa continuidad.

Las diversas miradas que convergen sobre este patrimonio dificultan la homologación de pautas que favorezcan su conservación. ¿Qué política de conservación los rige? ¿La conservación de estos bienes forma parte de los planes pastorales o es consecuencia de acciones inconexas? ¿Existe unidad de criterio sobre la preservación patrimonial en el tejido institucional eclesiástico? ¿Comprendemos la dimensión universal de su mensaje al comunicarlos?

Frente a la necesidad de promover un espacio de concientización patrimonial dinámico y sustentable en favor de su proyección futura,  nos vemos en la necesidad de reflexionar sobre el rol de todos los agentes intervinientes en esta tarea.

Precisamente en medio de estos agentes encontramos a los prestadores de un servicio insustituible dentro de los espacios sagrados: el “Ministerio del Recibir”, tarea de valor ancestral que hoy puede ser catalogada como parte del patrimonio inmaterial al servicio de la evangelización.

¿Cuál es la función de los agentes dedicados a la “pastoral de la acogida”? ¿Qué lugar ocupa este servicio dentro de los planes pastorales? ¿Somos conscientes de las oportunidades de encuentro e intercambio que se generan a través de esta función?

Patrimonio, mensaje y encuentro son algunas de las claves que nos proponemos unir en este espacio de reflexión, que intenta proyectar el valor patrimonial, simbólico y espiritual de nuestros espacios sagrados y su naturaleza.

La formación en Doctrina Social de la Iglesia destinada al Turismo se fundamenta en las siguientes consideraciones:

- El Turismo, junto con las comunicaciones y la internacionalización del capital, es una de las actividades humanas más difundidas y de mayor impacto en el globalizado mundo actual.

- Existe un movimiento de comunidades que tienden a gestionar servicios y actividades destinadas a promover y acoger flujos turísticos motorizados, por distintos intereses, hacia atractivos naturales, culturales, religiosos, científicos, recreativos, de salud, etc.

- Un importante número de viajeros requieren de una atención religiosa especial y capaz de responder a las particulares necesidades de este aspecto de la vida.

- La humanidad toda y los pueblos que esperan su oportunidad de participar del desarrollo, disponen de un importante cuerpo de enseñanzas sobre el hombre y la sociedad, surgidas de la Revelación y de la experiencia y conocimiento que posee la Iglesia Católica, quién se describe a sí misma con “experta en humanidad”.

- La experiencia de viajar y el encuentro con nuevos pueblos y culturas forman parte de la propia historia de la Iglesia fundada por Cristo, quién la envío con la misión de llevar el evangelio a todos los hombres.

- El Magisterio Católico, que procura iluminar con la verdad sobre el hombre, todas las realidades humanas para la construcción de un mundo conforme al plan de Dios, se ha referido, en diversas oportunidades, al fenómeno turístico y ha elaborado una rica enseñanza sobre este tema.

- Es necesario que la enseñanza de la Doctrina Social de la Iglesia, se difunda, conozca y aplique en los distintos ámbitos del quehacer humano, incluidas la actividad turística en general y la pastoral del turismo en particular. (Cfr. CA 59).

Este primer módulo, dictado por el profesor Fray Manuel Martínez, intenta presentar una perspectiva amplia acerca de que una pastoral para la Iglesia Católica, y específicamente de que se encargar la Pastoral del Turismo.

En la presentación de la Organización del Turismo, puede leerse que su función es el organismo de las Naciones Unidas encargado de la promoción de un turismo responsable, sostenible y accesible para todos. El turismo se ha convertido en los últimos años en el principal motor de la actividad económica. Además, es visto por numerosos países en desarrollo (ricos en recursos naturales) como una forma de subirse al tren del progreso. Es cierto, el turismo puede convertirse en una pequeña tabla de salvación para determinadas comunidades que se encuentran con dificultades para competir en otros ámbito, pero siempre que el modelo que se aplique sea un modelo de turismo responsable que beneficie a todos los implicados y no sólo a unos cuantos. Un turismo más responsable implica un viajero consciente de su actuación, que quiere disfrutar plenamente su viaje, pero sin dejar una huella negativa a su paso por los mundos que visita. Sin embargo, también implica la necesidad de que las administraciones públicas y empresas de los destinos adopten también unas prácticas que minimicen los impactos negativos del turismo y maximicen los positivos. A partir de ahí podemos hablar de viajes más responsables y de turistas que se convierten en viajeros para disfrutar plenamente su experiencia al tiempo que benefician las comunidades que visitan, ya sea realizando actividades de sol y playa, ecoturismo, turismo cultural o cualquier otra modalidad vacacional. Al finalizar el curso esperamos haber podido dar nuestro aporte para concientizar y contribuir con un turismo que sea siempre más responsable, y actúe de consecuencia. Buena cursada!!!!



Saltar novedades del sitio

Novedades del sitio

Imagen de Administrador Pastoral de Turismo
Nuevo módulo
de Administrador Pastoral de Turismo - viernes, 27 de febrero de 2015, 13:55
 

Queridos alumnos:

el día 16 de marzo se dictará nuevamente el módulo "Turismo y desarrollo comunitario". Ha sido el tema del Día Mundial del Turismo del año 2014, y lo consideramos muy oportuno para nuestro país, donde numerosas comunidades, tienen culturas ricas y ancestrales para donar, y pueden encontrar en la actividad turística una posibilidad laboral.

Ver el resto del tema
(163 palabras)
Imagen de Administrador Pastoral de Turismo
Comienza un nuevo módulo
de Administrador Pastoral de Turismo - viernes, 25 de julio de 2014, 15:56
 

A partir de la primera semana de agosto comienza el tercer módulo del aula. Será "Patrimonio y pastoral de la acogida", dictado por la museóloga Vanesa Pedreira. Es la referente para la Pastoral de Turismo de la Ciudad de Buenos Aires, es la museóloga y restauradora de la Catedral Metropolitana.

 

Imagen de Administrador Pastoral de Turismo
Feliz Día del Turismo
de Administrador Pastoral de Turismo - viernes, 27 de septiembre de 2013, 15:50
 

Querida comunidad: muy feliz día del turismo, les envío el mensaje del Pontificio Consejo para la Pastoral de los Migrantes e Itinerantes en ocasión de celebrarse el Día Mundial del Turismo. Qué tengan un hermoso día, que sean pasos para caminar siempre más hacia un turismo a favor y servicio del hombre y el ambiente. Lic. Marcela Villares Coordinadora General